domingo, 14 de febrero de 2016

Construyendo Paz junto a la Mesa Ambiental

En nuestro camino a la construcción de paz desde la participación y trabajo colectivo con los niños, niñas y jóvenes de nuestra comunidad nos hemos venido empoderando de nuestro territorio y comprendiendo las distintas dinámicas que lo componen, desde nuestros procesos, el reconocimiento  de las distintas iniciativas transformadoras que también hacen parte de nuestra comunidad hasta la importante articulación que nos ha permitido fortalecernos internamente y generar mayor reconocimiento e incidencia, además de sumar fuerzas a la paz desde la construcción colectiva que reconoce las diversas formas y perspectivas de construir la paz real.
Así sumado a las diferentes actividades entorno a la protección y reconocimiento del medio ambiente realizadas en nuestros procesos de mentoreo, el proceso de concientización en torno a la minería que se lleva a cabo en nuestras montañas y sobre los diferentes factores ambientales que pudimos conocer gracias al trabajo conjunto con la mesa ambiental “No le saque la piedra a la montaña” , fue el primer escenario de articulación que nos permitió visibilizar la importancia y el fortalecimiento que implica el trabajo articulado.


La mesa ambiental “No le saque la piedra a la montaña” es un espacio en el que convergen diferentes organizaciones sociales que trabajan en pro de dinámicas transformadoras, fue una iniciativa que surgió a partir de la problemática ambiental que genera la actividad minera en Potosí, pero que ha venido alimentándose desde diferentes contextos y diferentes conflictos socio ambientales que han hecho que la  mesa se  haya ampliado y que en ella participen diferentes barrios de la localidad, convirtiéndose en un escenario local. La primera semana de febrero se llevó a cabo la segunda asamblea de la mesa, espacio al que los gestores de paz fuimos invitados y del que hicimos parte, allí se socializaron los distintos procesos y logros que se dieron en el año anterior y además se evaluó y analizó la forma en la que han venido trabajando en cuanto a las actividades que estaban propuestas y en términos organizativos y de articulación; esto nos permitió conocer de manera más detallada la forma en la que están estructurados además de  las consignas y objetivos que motivan su trabajo.

En este último espacio en la asamblea de la mesa, los gestores de paz nos articulamos de manera definitiva con este escenario que trabajará este año entorno al agua como tejedor del territorio, y desde el que se harán distintos procesos de formación  proyectados en los próximos seis meses. Así los gestores de paz que ahora hacemos parte del equipo de educación e investigación de la mesa ambiental “No le saque la piedra a la montaña”, estaremos desarrollando de manera articulada con las distintas iniciativas de la mesa, con los niños y niñas, y con la comunidad en general una seria de recorridos, cine clubs y actividades de reciclaje, tejido y huertas que visibilizarán el importante papel del agua en nuestros territorios y por tanto en la construcción de paz, seguiremos fortaleciendo nuestros procesos e incidiendo en diferentes espacios de la comunidad generando procesos transformadores por un hoy y un mañana diferentes.